Historia de las lámparas FASE

Industrias FASE (Fabricaciones Seriadas) fue una empresa española fundada por dos socios, en el año 1964,en Torrejón de Ardoz (Madrid). Se trataba de Pedro Martín García, un tornero que vendía sus propias lámparas en un mercadillo madrileño y Luis Pérez de la Oliva, un diseñador. La empresa se dedicaba, principalmente, a la fabricación de lámparas, pero también realizaron algunos objetos de oficina como papeleras, paragüeros, percheros o ceniceros.

Sus productos se inspiraron en modelos italianos de la época como Ingo Maurer, Joe Colombo o Angelo Brotto. Creaban piezas con una calidad similar, o incluso superior a la de los italianos, pero resultaban mucho más económicas. Desde el diseño hasta la fabricación, todo era enteramente español.

El éxito de estas lámparas radicó en la combinación de los materiales: metal con madera y cromados, junto con su atrevida gama de colores y su capacidad de movimiento articulado. Todo ello contribuyó a que las lámparas FASE gozaran de un diseño futurista, simple y muy bonito, a la vez que funcional.

Años 60

Los primeros modelos de FASE presentaban unos diseños nunca antes vistos. Las lámparas eran totalmente modernas para la época, una combinación verdaderamente original de metal, madera y cromados, con una hermosa gama de colores brillantes.

Una de sus características más destacadas fue su capacidad de movimiento a través de un sofisticado sistema de articulación esférica, ideado por los primeros diseñadores de FASE. Su cabeza está articulada y la base gira sobre un eje. Su distintivo difusor de vidrio también se convirtió en una marca registrada de la empresa española.

Son de esta época los modelos más icónicos: Boomerang 64, Boomerang 2000, 520, Faro y President.

Años 70

En los años setenta FASE siguió fabricando modelos de diseño propio, pero sacó también al mercado flexos inspirados en las tendencias que se llevaban por entonces en Europa, aunque dándoles un estilo propio como la utilización de la madera.

La empresa comenzó a producir varias lámparas inspiradas principalmente en diseños italianos y de la Bauhaus a un público español que, tras el período franquista, no estaba familiarizado con estos estilos.

El cromo también se hizo más común en muchos diseños, como se puede ver en lámparas como Babilonia o Tharsis. Algunos otros modelos, sin embargo, se siguieron produciendo como diseños totalmente originales: el Arpón, con el que la empresa ganó un prestigioso premio de diseño en Francia, o el impresionante Impala de acero inoxidable son buenos ejemplos de ello.

Las lámparas de este período incluyen Tharsis y Babilonia, ambas en cromo pero con lámparas simples y dobles respectivamente, así como Arpón e Impala de acero inoxidable (todas de los años 70).

FASE fue un actor importante en la industria manufacturera española, contribuyendo a una economía que luchaba contra los choques petroleros y una difícil transición a la democracia. Vendió lámparas durante más de tres décadas a más de 30 países como en el Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, los Emiratos Árabes Unidos, Japón, Canadá, Estados Unidos, Noruega, Hong Kong, Portugal, Bélgica, Holanda y Marruecos.

Años 80

En los años 80, la empresa empezó a abandonar el tipo de diseños que hicieron tan populares a sus lámparas para fabricar lámparas halógenas poco atractivas que estaban de moda en ese momento. Es entonces, cuando FASE comenzó su declive y ya nunca produjo ninguna lámpara icónica como las diseñadas entre los años 60 y 70. Los exitosos diseños originales dejaron paso a creaciones más anodinas y, pese a su atemporal belleza, empezaron a ser vistas como objetos demasiado pesados y aparatosos.

Finalmente, la empresa cerró a finales de los 90.

FASE, una lámpara muy cinematográfica

Hoy en día es indudable el éxito rotundo de las lámparas Fase. Vendió en unos 40 países de todo el mundo y facturó unas cifras que todavía hoy no han sido superadas en España.

Creó un estilo propio, el llamado look FASE, muy imitado en los siguientes años. Actualmente, estas lámparas son objetos de culto muy valoradas entre coleccionistas y amantes del vintage y la decoración.

Hoy en día, vivimos un resurgir de las lámparas FASE gracias a su aparición en diferentes películas y series de televisión, ya que su diseño atemporal y vanguardista la convierte en un objeto polifacético que tanto encaja en una serie de época como en una película futurista.

El origen de su resurgir podemos encontrarlo tras su aparición en la serie estadounidense Mad Man, decorando la mesa del despacho de Don Draper. Sin lugar a dudas, estas lámparas están de moda y muy cotizadas.

Estas lámparas han sido escogidas para aparecer en muchas películas, de todas ellas destacamos:

  • Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal
  • La mala educación (Boomerang 64 blanca y roja)
  • Ofrenda a la tormenta (Péndulo, Sauce)
  • Te quiero, imbécil (520-C)
  • Bohemian Rhapsody (Boomerang 2000)
  • The Holiday (Péndulo)

También han aparecido en numerosas series:

  • Mad Man (President)
  • Star Trek (President)
  • Californication
  • Amar en tiempos revueltos
  • Remington Steel
  • Valeria (President)
  • Brigada Costa del Sol (Boomerang 64)
  • Dr. House (520-C)
  • La casa de papel (Fase 520-C)
  • El cuento de la criada (despacho del comandante Joseph Lawrence)
  • Gambito de dama

Poca información

Aunque FASE era una empresa líder en el sector de la iluminación y sus innovadores diseños siguen presentes en todo el mundo, su historia es casi completamente anónima. A penas existen libros sobre FASE, los artículos en revistas son muy raros y la información disponible en línea es escasa y, a menudo, inexacta.

Muchos de sus diseñadores son desconocidos y los trabajadores anónimos. No obstante, tenemos constancia de que el catalán Gabriel Teixidó Sabater (series Iberia y Meca Fase) y el madrileño Tomás Díaz Magro (Apolo, Minifase, Impala) fueron los creadores que más colaboraron en su momento de expansión. También participaron los diseñadores Iosu Rada Martínez, Carlos Lalastra de la Fuente y José Luis Gugel Sancha.

Sus catálogos publicitarios se venden por más de 3.000 euros, pero la mayor parte de la información la esconden algunos coleccionistas de antigüedades que la guardan para sí mismos y suelen negarse a compartirla. FASE está ampliamente presente en colecciones privadas, pero no en exhibiciones públicas.

Un comentario sobre “Historia de las lámparas FASE

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: